CAMBIEMOS EL CHIP

Encontrarse con congresos como el de Digital Humanities (2013) University of Nebraska-Lincoln le hace a uno repensar su propio trabajo como historiador de la Literatura y su manera de abordar su campo de investigación. Creo que en España deberíamos de quitarnos de encima de una vez por todas esa especie de miedo a compartir nuestro legado cultural a través de herramientas que hagan posible un intercambio real entre instituciones e investigadores de todas partes del mundo. Existen ya en el mundo bastantes proyectos en Humanidades que están utilizando este tipo de herramientas. Pongo algunos ejemplos:

485252_10200609731514390_829711985_n

1.  Mapping the republic of letters de la Universidad de Stanford (California). El objetivo del proyecto es realizar visualizaciones de las redes de relaciones entre intelectuales de entre los siglos XVI y XVIII a través de su correspondencia. Los investigadores extraen información de las cartas del tipo: fecha, autor, destinatario, lugar, etc. y utilizan esos datos para, una vez codificados, extraer conclusiones del tipo: (i) ¿desde qué lugares recibió el autor “X” más correspondencia entre tal año y tal otro? (ii) ¿Son sus corresponsales mayormente hombres o mujeres? (iii) Agrupados por lugar de nacimiento ¿quiénes fueron los corresponsales más frecuentes de “X” autor?. Os invito a ver, por ejemplo, las visualizaciones de la de correspondencia de Benjamin Franklin; muy ilustrativas.

2. Connecting European Women Writers bajo la dirección de Suzan van Dijk, en el Instituto de Investigación de Historia y Cultura (OGC) de la Universidad de Utrecht y la Huygens ING of the KNAW (Royal Academy of Sciences) en La Haya. Este proyecto trabaja sobre una gran base de datos que permite visualizar la conexiones entre mujeres europeas escritoras pertenecientes al campo literario. El proyecto estandariza los conceptos “autor” y “obra” pero no el de “recepción”. La “recepción” es expresada como la relación entre “autor” y “obra”. El campo “autor” es un campo flexible donde se incluyen tanto críticos, como lectores, como admiradores. Igualmente, en el campo “obra”, se incluyen todo tipo de documentos: cartas, diarios, obras literarias, reseñas, etc. Gracias a la flexibilidad de este modelo se pueden establecer relaciones insospechadas entre “autoras” y “obras”, planteando, asimismo, un novedoso concepto de “recepción”.

Pues nada, habrá que animarse ¿no? Keep going!

Anuncios
Etiquetado , ,

5 pensamientos en “CAMBIEMOS EL CHIP

  1. Tienes toda la razón Nani: hay que cambiar el chip. Atención: es Utrecht

  2. Gracias Leoncio, no me había dado cuenta. ¡Qué pena que haya tanta falta de medios! Podríamos hacer cosas estupendas 🙂

  3. Secundando tu post, creo que con las nuevas tecnologías para la visualización de datos, la web semántica y los datos abiertos, se puede contribuir a la mejora de las “humanidades digitales” permitiendo una mayor colaboración, difusión y enriquecimiento de toda la herencia cultural en este campo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

jaeinnova

Cuaderno de investigación de Leoncio López-Ocón sobre las reformas educativas y científicas de la era de Cajal

Gotas de Entropia

Literatura Cine Arte Psicologia Cultura 2.0

El blog de Nacho Vega

#Personas2cero : "en lugar de seguirme, mejor caminemos juntos..."

A %d blogueros les gusta esto: